El dominio de la cata de vinos se basa no solo en la capacidad para detectar diversos aromas y sabores, sino también en la habilidad para determinar la estructura de un vino: los niveles de acidez, tanino y alcohol, entre otras cosas.

Con tiempo y práctica puedes ir creando un catálogo mental de los vinos que has ido probado, lo cual te ayudará a comparar y apreciar futuros vinos. Cuando lo domines, mejorará enormemente tu disfrute del vino y te ayudará con la categorización de otro vino que decidas tomar.

Cuando comienzas a catar, lo primero que debes conocer es el potencial de aromas y sabores que puedes encontrar en el vino. Algunos de ellos pueden ser familiares, como el limón, la manzana o la fresa; otros más inesperados, como el petróleo, los hongos o las piedras mojadas. A continuación, debes estar lo suficientemente familiarizado con estos aromas diferentes para poder identificarlos en el vino, ¡así que acostúmbrese a oler cosas!

Después de eso, es útil desarrollar una comprensión de cómo los diferentes componentes estructurales de un vino afectan a tu paladar. Por ejemplo, la acidez hará que se te haga la boca agua, mientras que los taninos tendrán un efecto de sequedad en la boca. Una vez que comience a reconocer cada una de estas sensaciones, podrá notar los diferentes niveles de acidez y taninos en los diferentes vinos.

Un buen punto de partida es comparar vinos de diferentes estilos y calidades, para ver si puede apreciar las  las diferencias.


Vinos blancos sugeridos para una primera prueba:

1.- Un vino ligero y refrescante, como un Pinot Grigio italiano o un Muscadet.

2.- Un vino con sabores más intensos, como un Gewurztraminer o un Viognier.

3.- Un vino de un clima cálido que ha tenido cierta crianza en roble, como un Chardonnay australiano envejecido en barrica.

Cuando olfatee estos vinos uno al lado del otro, notarás variaciones en sus aromas e intensidad de sabor. Es probable que un Pinot Grigio tenga un aroma delicado, mientras que el Gewurztraminer suele ser más intenso.

Los Pinot Grigios y Muscadets a menudo tienen sabores de manzana verde y limón, mientras que Gewurztraminers y Viogniers a menudo huelen más florales, con aromas a frutas de hueso como durazno y albaricoque. Dependiendo de la referencia, el Chardonnay australiano puede tener algunos toques de frutas tropicales, así como algunas características picantes del roble. El Pinot Grigio o Muscadet debería sentirse más ligero y refrescante en el paladar, en comparación con los otros dos vinos.

Vinos tintos sugeridos para una primera prueba:

1.  Un vino tinto de cuerpo ligero, como un Pinot Noir o un Beaujolais.

2.- Un vino tinto con mucho cuerpo y alto contenido en taninos, como un Cabernet Sauvignon o un Malbec.

3.- Un Reserva viejo o Gran Reserva Rioja.

Una vez más, podrás  esperar diferentes aromas y sabores de estos vinos, por ejemplo, fresa y frambuesa en un Pinot Noir o Beaujolais, en comparación con la grosella negra en un Cabernet Sauvignon o Malbec. El Rioja envejecido tendrá sabores de roble y crianza en botella, como especias, cuero y frutas secas.

La otra gran diferencia en los vinos tintos es el tanino. Tu Cabernet Sauvignon puede tener un nivel bastante alto de tanino, lo que lo hace sentir seco y áspero en la lengua, mientras que un Pinot Noir generalmente tiene menos tanino y puede sentirse más suave y más delicado. El Rioja debería estar en un determinado punto intermedio.

Estos son solo algunos ejemplos para comenzar. Te ayudará el que tomes nota de los vinos que pruebes, para que pueda recordar las diferencias entre ellos. Los cursos WSET utilizan un Enfoque Sistemático de Cata para evaluar todos los vinos. Este enfoque cambia en cuanto al grado de detalle según el nivel del curso, pero la técnica es la misma. Primero evaluamos la apariencia, seguido por la nariz y luego el paladar. En cada etapa se recoge información y el conjunto llevará  a una conclusión sobre el estilo y la calidad del vino.

Te llevará un tiempo perfeccionarlo, pero cuanto más practiques, más fácil te resultará. Puede ayudar el catar con personas que tienen más experiencia. Los estudiantes que asisten a cursos de WSET pueden probar con tutores expertos, que los guían para calibrar su paladar, identificar diferentes sabores y describir con precisión los diferentes niveles de dulzura, acidez y tanino.

Un buen punto de partida es comparar vinos de diferentes estilos y calidades uno al lado del otro, para ver si puede detectar las diferencias. En los cursos WSET abrimos algunas botellas increíbles! Si bien el estilo y la calidad abarcan toda la gama de vinos disponibles, ¡Hay algunos con los que no puedo dejar de emocionarme! Es genial ver a las personas disfrutar de vinos que quizás no hayan tenido la oportunidad de probar antes.

Una vez que tenga más confianza en sus habilidades de cata, podrás comenzar a hacer algunas comparaciones más profundas, por ejemplo, probar la misma variedad de uva con orígenes diferentes. Un Chablis va a tener un sabor bastante diferente a un Napa Valley Chardonnay, pero están hechos de la misma variedad de uva. ¿Pero entonces, donde está la diferencia?….Podrás Incluso llegar a  comparar viñedos, añadas o productores específicos, llegando al nivel de detalle que desees. ¡Solo recuerda… divertirte en el camino!

by Julia Lambeth DipWSET, Educadora WSET School London –  Traducción by Artean Wines